En septiembre de 2015, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Agenda 2030 para el desarrollo, en la que se establecen los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Esta resolución busca iniciar un movimiento conjunto de todos los países para promover el progreso global dentro de un marco de protección del planeta.

En el escenario económico actual, las universidades españolas deben promover actitudes de consumo responsable y ser un ejemplo para el cumplimiento de los objetivos de desarrollo. La Universidad de Murcia debe recuperar su responsabilidad como agente de cooperación internacional y posicionarse como institución académica de referencia en la implementación de la agenda para el desarrollo.

El programa de Emilio Martínez lleva entre sus prioridades medidas que siguen la línea ética de estos objetivos de desarrollo y que contribuirán a que la Universidad de Murcia sea una institución responsable y comprometida con el desarrollo sostenible.

 

Erradicación de la pobreza

El primer objetivo de desarrollo sostenible es acabar con la pobreza y la exclusión en todas sus formas. Pese a que la tasa de pobreza mundial se ha reducido en los últimos años, sigue siendo necesario un crecimiento económico más inclusivo, que genere empleo sostenible, promueva la igualdad y permita a todas las personas el acceso a servicios básicos como la educación y la salud.

La universidad ha de ser un elemento más de este esfuerzo conjunto. No solo ha de ser un ejemplo de justicia e igualdad, sino que también debe garantizar el acceso a la educación de todas las personas que lo deseen, sin importar su situación económica.

Además, desde su posición como institución internacional, la universidad ha de cumplir con su deber de cooperación al desarrollo, dedicando esfuerzos a la transformación social en países desfavorecidos, una transformación en la que el fortalecimiento institucional y académico tiene gran relevancia.

El programa de Emilio Martínez cuenta con objetivos claros destinados a garantizar la igualdad de oportunidades, tanto dentro de la universidad como a través de la cooperación internacional.

 

 

 

Educación de calidad

Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad, promoviendo oportunidades universales de aprendizaje durante toda la vida, es otro objetivo esencial para mejorar las condiciones de vida. Además de las medidas orientadas a la cooperación internacional y de promover el acceso universal a la educación entre las poblaciones más desfavorecidas, la universidad debe asegurarse de ofrecer una educación accesible y de calidad para todas las personas. El equipo de Emilio Martínez tiene un firme compromiso con la calidad de la enseñanza.

 

 

Igualdad de género

La discriminación y la violencia hacia la mujer sigue siendo un grave problema en todos los lugares del mundo. Todas las instituciones deben aunar voluntades para reducir la desigualdad y avanzar hacia una sociedad más justa y segura para las mujeres. En materia de igualdad, el programa de Emilio Martínez incluye propuestas firmes para la lucha contra la discriminación, tanto dentro de la universidad, creando una comunidad más comprometida y justa, como a nivel internacional, a través de la cooperación al desarrollo.

 

Trabajo decente y crecimiento económico

La creación de empleos de calidad sigue siendo un gran desafío en el clima económico actual. El trabajo precario y mal pagado no solo daña a quienes lo ejercen, sino que también se refleja en la calidad de la enseñanza y demás servicios. Garantizar unas condiciones de trabajo dignas tanto para el personal docente como para el administrativo está entre las prioridades básicas del programa de Emilio Martínez, que contiene objetivos realistas y factibles para garantizar un trato justo al profesorado y para reducir la precariedad.

 

Investigación

La universidad puede contribuir a muchos otros Objetivos de Desarrollo Sostenible a través de la investigación. Promoviendo avances dentro de la universidad, fomentando la diversidad y apoyando una investigación ética, comprometida y cooperativa, es posible avanzar hacia objetivos como lograr sistemas de producción y consumo responsable, garantizar la gestión responsable del agua y mejorar el rendimiento energético y el acceso a una energía sostenible. El apoyo decidido a la investigación e innovación y desarrollo estratégico también es central al programa de Emilio Martínez, que lleva entre sus prioridades una serie de objetivos claros y concisos destinados a promover grupos de investigación y la infraestructura necesaria.

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar HTML y atributos, así:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>