La Universidad de Murcia cuenta entre sus funciones la de la creación, el desarrollo, la transmisión y la crítica de la cultura y en este ámbito debe favorecer, estimular y acoger la actividad artística y cultural. Además, entre sus funciones está la de difundir la cultura y participar en el progreso y desarrollo de la región de Murcia y en la conservación y enriquecimiento de su patrimonio cultural.

Actualmente las funciones relacionadas con la estrategia de la UMU en el ámbito cultural, se canalizan a través del Servicio de Cultura (SC) cuyo objetivo es apoyar específicamente “el desarrollo social y cultural de la comunidad universitaria”, ofertando una alternativa cultural complementaria a la formación y que se canaliza a través de la consolidación y el desarrollo de las actividades de las diferentes aulas (aula danza, aula música, aula humanidades, aula poesía, aula flamenco, aula teatro, aula de artes plásticas y visuales, aula de cine, aula de comic, aula de debate y aula fórum), con el fin de potenciar la formación cultural de todos los universitarios en aquellos campos que sean motivo de su interés. La oferta cultural de la UMU tiene una potencialidad enorme e indiscutible.

La programación cultural realizada por el SC en los últimos años, se afianza como una amplia y variada oferta que, sin embargo, no terminan de tener una presencia social consolidada y consecuentemente no aportan el valor añadido que, tal cantidad de actividades, deberían suponer para la Institución porque, por un lado, se ejerce en ámbitos muy reducidos y pasa desapercibida para el grueso de la comunidad universitaria y los ciudadanos y por otro, carece de redes sólidas de comunicación externa.

Por otra parte, la coyuntura especial de las actividades relacionadas con el CEMTUM, habiéndose configurado en una oportunidad única para mejorar la imagen institucional de la UMU, no ha supuesto un posicionamiento ventajoso de la Institución en el contexto cultural, ni tampoco ha dado a la UMU la visibilidad que habría cabido esperar de un evento de tal tipo en el panorama regional o en el nacional, al no construir ni en su conjunto ni en sus particulares un relato institucional claro.

También hay que tener en cuenta que se han producido cambios relevantes en la estructura de la propia universidad, en el contexto cultural de nuestro entorno y en los hábitos universitarios y sociales asociados a las tecnologías y a la transformación social que se traducen en profundos cambios en el consumo de la cultura y en la generación de la creación artística.

Todo ello, pone de relieve la necesidad de un replanteamiento de la gestión y del diseño de la política cultural institucional con el fin de aprovechar la variada y rica oferta cultural de la que se dispone y de poner a disposición nuevos contenidos. En este sentido, cualquier reformulación o planteamiento sobre la política cultural pasa necesariamente por una reflexión sobre el SC porque las funciones establecidas en la UMU sobrepasan ampliamente los objetivos marcados y porque los logros obtenidos por este servicio constituyen una base estable e imprescindible para poder abordar una política cultural más ambiciosa.

Objetivos

  1. Poner en valor la política cultural de la UMU como una herramienta de identidad, proyección y reforzamiento de la imagen Institucional.

    Realizar una programación cultural general coordinada, que permitan definir las prioridades de política y de comunicación Institucional y que englobe a los diferentes ámbitos culturales que se desarrollan en la UMU.

  2. Hacer partícipe a toda la comunidad universitaria de las propuestas de programación cultural, contando especialmente con las facultades de Bellas Artes, de Comunicación y Documentación, de Educación, de Filosofía y de Letras.

    Organizar canales de colaboración Institucional que faciliten la comunicación entre los diferentes implicados universitarios en las acciones culturales, haciéndolos partícipes de la toma de decisiones a partir de las directrices generales establecidas en la Política Cultural de la UMU.

  3. Establecer alianzas y contextos de colaboración en el ámbito de la cultura con administraciones, centros u organismos.

    Establecer convenios estables con la Administración Autonómica, Organismos privados, Fundaciones, Museos, etc. con el fin de incrementar las actuaciones de ámbito cultural que permitan intensificar las sinergias generadas a través de dicha colaboración.

  4. Poner en valor nuevos territorios, especialmente en lo referido al patrimonio, y cohesionar la institución en el ámbito de la cultura.

    Generar atmósferas de diálogo y tender puentes entre formación, investigación y gestión cultural, con el fin de que no se perciba como actividades diferentes, sino como complementarias e interdependientes, con el fin de conseguir que todas ellas estén al servicio de la comunidad universitaria.

    Generar políticas activas en relación al patrimonio y la historia de la UMU, en conexión con objetivos de fortalecimiento institucional.

    Fomentar el incremento de los fondos artísticos materiales e inmateriales fomentando las donaciones y legados de calidad. Para ellos será necesario poner valor la UMU como institución de referencia en el ámbito de la gestión cultural y del patrimonio.

  5. Hacer de la cultura una apuesta por la reflexión crítica y, especialmente, por el autorreflexión y la interdisciplinariedad.

    Involucrar en las actividades culturales y de gestión cultural a los grupos de investigación que tengan entre sus prioridades los ámbitos culturales en sus variadas vertientes.

    Potenciar los foros de debate, y exposición existentes o nuevos, y generar en los casos que sea necesario nuevas plataformas tecnológicas para su difusión.

    Potenciar temas de carácter interdisciplinar cuyo núcleo esencial sea el pensamiento y reflexión sobre el propio modelo de universidad y su futuro.

  6. Adecuar el ámbito de actuación cultural a las nuevas realidades y herramientas tecnológicas.

    Incorporación de nuevas actividades culturales surgidas al amparo de las tecnologías de comunicación y de la creación artística.

    Organización y puesta en funcionamiento de canales externos de información cultural especializados, con especial atención a las redes sociales y redes de comunicación específicos (en coordinación con Comunicación).

  7. Aumentar la capacidad de generar proyectos propios y de producción propia, mejorando la capacidad de gestión.

    Potenciar los espacios expositivos universitarios mediante la realización puntual de Proyectos de ámbito artístico de impacto.

    Adecuar espacios universitarios que permitan su empleo para actividades culturales concretas.

    Reorganizar la estructura de producciones audiovisuales de la Universidad de Murcia por servicios:

    • Canal UMU (noticias de actualidad, cobertura de actos institucionales, etc.) dependiente de Comunicación y Cultura.
    • Servicio de audiovisuales para la docencia (grabaciones de materiales docentes y de Innovación) dependiente de Estudios y de Innovación.
    • Servicio de producciones audiovisuales (nuevo) dependiente de Cultura, Comunicación e Investigación (OTRI y UCC) para la producción estable de materiales audiovisuales de alta calidad científica, técnica y artística, que tan buenos resultados están reportando a la UMU a nivel internacional.

    Analizar la viabilidad jurídica para constituir a la UMU en Productora de recursos audiovisuales con el fin de acceder a financiación externa nacional e internacional y ampliar el campo acción y de divulgación/difusión de las producciones propias de la Institución.

    Publicar a través de EDITUM los resultados de los proyectos propios y de producción propia.

  8. Reforzar el Servicio de Cultura Científica (UCC) con el fin de aumentar su capacidad asesoramiento y de gestión de proyectos.

    Aumentar la capacidad de la UCC para asesorar y gestionar, en su ámbito de actuación, los proyectos de producción propia de materiales audiovisuales de alta calidad científica, técnica y artística.

  9. Reforzar el Servicio de Cultura (SC) para la realización de la programación estable y para el desarrollo de proyectos y programas institucionales de naturaleza plurianual, relacionados con los ejes y discursos prioritarios para la institución.

    Reorganizar el Servicio de Cultura (SC) para optimizar el funcionamiento de las áreas de actuación y de la AULAS y para la incorporación de nuevas actividades culturales surgidas al amparo de las tecnologías de comunicación y de la creación artística.

    Optimizar la gestión de los diferentes equipamientos museísticos repartidos por diversas dependencias universitarias incorporándolos a una red de estable, coordinada desde el SC.

Sigue leyendo:

3.9. Deportes