Las principales prioridades de esta candidatura respecto a estudiantes son:

  • Reforzar los mecanismos necesarios para que nadie se vea obligado a abandonar la universidad por falta de recursos económicos, o por razones de discapacidad o similares. Ello supone conseguir más recursos para cubrir el coste de estas medidas, negociando con la Comunidad Autónoma para que sea más sensible a esa realidad social y, en particular, la regulación de los precios públicos universitarios en la Región de Murcia. Se debe primar el aprovechamiento académico, en especial, en relación con el coste de los estudios universitarios.
  • Mejorar la oferta educativa con más y mejores grupos bilingües; métodos didácticos más variados y eficaces; grupos menos numerosos en las titulaciones que lo necesiten; más y mejores prácticas externas (en empresas y otras instituciones); una formación más completa en todas las carreras, que incluya los aspectos éticos del ejercicio profesional; aumentar la oferta y las facilidades para estudiar algún tiempo en otras universidades españolas y extranjeras; etc.
  • Hacer compatible el estudio con las obligaciones familiares y laborales, reduciendo la obligatoriedad de las clases presenciales a los supuestos en los que se halle estrictamente justificada.
  • Fomentar las prácticas extracurriculares (las que no forman parte de los estudios reglados) en las empresas e instituciones en general, como herramienta esencial para encontrar empleo tras la finalización de los estudios.
  • Hay que seguir insistiendo en la formación en competencias y cultura destinadas a adquirir la habilidad de emprender iniciativas económicas propias que contribuyan a fortalecer la economía de nuestra Región y para que las instituciones que disponen de recursos financieros para ello se impliquen más con quienes tienen iniciativa empresarial y perspectivas de futuro.