«La Universidad debe atraer a los alumnos a los másteres y reducir la precaridad del profesorado asociado».

El catedrático de Filosofía Moral y autor del Código Ético de la UM, Emilio Martínez, presentó ayer en un acto público su candidatura a rector, las líneas de su programa y a todos los miembros de su equipo rectoral, que también intervinieron. El acto se celebró en el salón de actos del edificio Luis Vives, en el campus de Espinardo, que completó su aforo y muchas personas escucharon la presentación pese a no tener asiento. Emilio Martínez hizo especial mención entre sus propuestas a las referidas a la docencia y el alumnado, y se comprometió a trabajar por conseguir que los grupos de estudiantes por aula sean menos numerosos, que haya más grupos bilingües, mejorar los métodos docentes y también lograr que tengan más calidad las prácticas tanto internas en las asignaturas como externas en empresas e instituciones, ya sean curriculares o extracurriculares. En cuanto a investigación el catedrático de Filosofía Moral remarcó la necesidad de un mayor impulso.

«La UM está bien posicionada pero podemos mejorar nuestra posición en los rankings, sin obsesionarnos, pero sin duda mejorando los recursos para que nuestro personal investigue».

Y sobre la transferencia de conocimientos, el tercer gran bloque del programa, señaló que hay que redoblar los esfuerzos para conectar mejor con las instituciones y empresas externas a la UM estrechando las relaciones de transferencia “que no son sólo de conocimientos, sino de personas que tienen una formación para poner en práctica de forma útil y productiva esos conocimientos”.

«Los alumnos son nuestra principal razón de ser».

Abordó su programa desde un segundo eje: “las personas, porque la UM está formada por personas y tenemos que gestionarla para ellas”. Respecto a los alumnos (“nuestra principal razón de ser”) hizo especial hincapié en igualar el precio de las matrículas de los másteres a los de los grados, ya que los másteres “han disparado su precio”. De hecho, uno de los objetivos de la candidatura rectoral es conseguir atraer a los alumnos hacia los másteres de la UM, que hoy día constituye un punto débil en nuestra Universidad.

«Los másteres deben costar lo mismo que los grados».

Para el PDI (Personal Docente e Investigador), Emilio Martínez y su equipo se marcan como meta prioritaria reducir la precariedad.

«Hay que dar respuesta al colectivo de los profesores asociados, que ha crecido porque han contribuido a salir del paso a la Universidad en época de recortes. Se ha abusado de esta figura, que soporta unas malas condiciones laborales».

Al respecto propone ofrecer plazas y salidas para los distintos perfiles de profesores asociados, que les permita mejorar sus condiciones. También se refirió a poner los medios para que el PDI mejore sus posibilidades de investigar y apoyar la innovación docente. Respecto al PAS (Personal de Administración y Servicios) propone la creación de una carrera profesional “clara, que permita la promoción a través del mérito, la experiencia y la formación”.

 

Al final del acto hubo diversas intervenciones y preguntas de alumnos (de los que asistió una nutrida representación), miembros del PAS y profesorado, que tuvieron oportunidad de plantear sus inquietudes a cada uno de los miembros de la candidatura:

Francisca María Ferrando García, profesora titular de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social, que se encargaría en el nuevo equipo rectoral de las áreas de Secretaría General, Administración y Comunicación. Lleva 25 años en la UM y explicó que eligió la carrera de Derecho “porque una mejor sociedad y una mejor comunidad universitaria se basa en la justicia social, y el Derecho del Trabajo es una buena herramienta”.

Joaquín Ataz Ruiz, actual jefe de la Asesoría Jurídica de la UM, que ocuparía el puesto de gerente del nuevo equipo rectoral, quien mostró su empeño en “revalorizar y reforzar el PAS, que es quien gestiona realmente la Universidad, colectivo que ha estado especialmente maltratado”.

Rosa María Caro, que sería la vicerrectora de Profesorado y Ciencias de la Salud, es catedrática de Sanidad Animal. Estudió Veterinaria en Córdoba, se doctoró en Murcia y trabajó antes para la Administración pública. Lleva 32 años en la Universidad, donde ha pasado por todos los estadios de profesorado. Se marcó como una de sus metas “que el profesorado esté mimado y cuidado, especialmente el no funcionario (aunque también éste, claro). Y esto no es sólo un deseo o una declaración de buenas intenciones: nuestro equipo tiene estrategias y medidas muy concretas para abordar el problema de la precariedad.

María del Carmen López Aniorte, catedrática de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social, que se incorporó a este departamento hace 27 años. Sería vicerrectora de Igualdad Social. Basó su intervención en luchar por la igualdad de género en una universidad en el que las mujeres representan el 50% de la comunidad pero no la mitad de todas sus áreas y condiciones. También se prestará especial atención a la diversidad.

Emma Martínez López, veterinaria y profesora titular de Toxicología hizo especial hincapié en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo marcados por la ONU. José Manuel Mira, profesor de Análisis Matemático que lleva 38 años en la UM. Dirigiría el vicerrectorado de Planificación de Estudios. Señaló que es importante hacer subir a la UMU en el ranking internacional de universidades del puesto 700 (“que ya es muy elevado en el conjunto de quince mil universidades”) al 500, y añadió que es importante hacer atractiva la UM para estudiantes de máster.

María José Martínez Segura, profesora titular de Métodos de Investigación y Diagnóstico de Educación. Sería vicerrectora de Formación Innovación y Cultura. Señaló que “he trabajado con niños, jóvenes y adultos. Pero decidí dar el salto para formar a profesores por su carácter multiplicador”.

Francisco José Bastida Albaladejo, profesor titular de Economía Financiera y Contabilidad, ocuparía el vicerrectorado de Investigación. Señaló que “la investigación es necesaria para la Universidad y para la sociedad, pero en nuestra Región se valora poco, pese a que tenemos recursos humanos suficientes, investigadores muy preparados”.

Francisca Tomás Alonso, profesora titular de Ingeniería Química, ocuparía el vicerrectorado de Transferencia, Emprendimiento y Empleo. Señaló que la transferencia no solo se refiere a las áreas de conocimiento técnico y experimental, sino a todas las áreas y desde todo el personal de la UM, porque todos los colectivos de la Universidad tienen algo que aportar a la sociedad”.

Pilar Olivares Carrillo, profesora contratada doctora de Didáctica de las Matemáticas, ocuparía el vicerrectorado de Estudiantes. Resumió su reto en “formar a los estudiantes para ver el futuro y ayudar a construirlo”.

María del Rocío Moreno Enguix, profesora contratada doctora de Economía Financiera y Contabilidad, ocuparía el Vicerrectorado de Economía. Señaló la importancia de “procurar los recursos para que el resto del equipo tenga dinero para hacer lo que quieren hacer”, así como “mirar mucho la gestión para que todo lo que se gaste esté bien gastado”.

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar HTML y atributos, así:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>